Temblor

¿Qué hace una pluma entre las piedras?
¿Qué hace un hombre removiendo piedras?

Buscar un hijo, un abuelo, un perro.

Encontrar un grito
y no llegar a él.

El corte demasiado lejos, 
el hierro infranqueable.

Dónde queda el agujero
por el que abrir paso.
Qué tarde para las piernas, para la sangre.

Mientras la voz entre los dientes,
el ruido, las vocales, la espera.

Llevo días aguantando el hueco,
encajando el hueco entre mi carne,
el molde del desastre; 
o el orden natural
de la hierba bajo el hombre.

Esta entrada fue publicada en Escritos míos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s