Queda

Leo su nombre escrito en un papel,
queda.
La oscuridad enmarcada.

No tejerán sus hilos para que vuelva.
Es tantas veces él como cada recuerdo.
La voz no atraviesa el hueso.
No volverá a pensar para nosotros.

Su calor será interpretado.

Esta entrada fue publicada en Escritos míos y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s