Las yemas

Foto: Saioa González



Has tocado el hueco agrio entre tus piernas. 

Lo prohibido. 
Amanece y rezas. 
Tú, mujer cobarde
enseñas la bondad, a los niños la bondad. 
El miedo a ser mujer en esta época. 
El miedo a soltar la cuerda, 
que lluevan  ángeles para aplastar tu penitencia. 
Poemas a los hombres que no te amarán nunca. 
Poemas a los dioses que inventamos. 
No hay placer bajo tus sábanas. 
Esperas la vejez para ser madre de todas tus hermanas. 
Romperás los hierros  que te clausuran
por un instante. 
Un temblor, 
y tu aire fuera de la cárcel.
Solo culpa. 
Te miran las imágenes de tus silencios. 
Llueven ángeles.


Esta entrada fue publicada en Escritos míos. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Las yemas

  1. Anouk A. dijo:

    Brutal y hermoso el poema! Me encantó… :)Abrazos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s