(Por fin) Alicia

Y si quieren que corran los conejos.

Y si quieren que nos griten las reinas, 
nos fumen los intentos
y se quieran otros a sí mismos. 
Alicia. 
A diario soy Alicia;
cuando alegre miro al cielo, 
cuando al suelo piso el pie que amo.
Soy Alicia en lo espeso, la sonrisa y las envidias
de dos o tres mujeres 
que siempre serán sólo otras. 
Soy Alicia transparente, trepadora y mañanera, 
madrugada en tus mañanas. 
La gemela en la galleta: Alicia, 
en el bosque de los restos de nuestras melancolías,  
en el mar de lo llorado y las montañas que frenaron saltos. 
He crecido para ser la niña de tus pozos. 
Soy Alicia en la distancia y en el ojo cíclope. 
Alicia desgarrada, Alicia enamorada. 
Esta entrada fue publicada en Geografía cotidiana. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a (Por fin) Alicia

  1. Helenaconh dijo:

    me gusta mucho este, mucho mucho.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s