Estoy tan cerca
que casi atrapo al superhéroe
en su veloz aproximación al otro que de lejos huye.
Estoy tan cerca
que mis huidas no se enteran
del grito de salida de la carrera.
Estoy tan cerca
que deshago los poemas serios,
los lleno de locura y no me importa,
no me importan los pelos de punta,
dentadura en la mesilla,
ruidos en el baño.
Sólo entiendo de escaleras,
almohadas y dormir
donde digas que me toca,
cama reversible.
Mirarte revolver mis sopas,
todo lo sin sal
que ya no es lágrima ni bosque,
sólo piel y besos,
decirte y besos.
No quiero otro ruido
que el pájaro que los hace música,
vibrar oceánico del crujir de nuestro único cuerpo.

Esta entrada fue publicada en Escritos míos. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a

  1. Anonymous dijo:

    Me encanta Madrid porque Silvia.Decirte y besos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s