No me busquéis en mi cuerpo.

En respuesta a todos los imbéciles que han mirado y tocado sin amor.
A todos los imbéciles que han amado con manos torpes y exigencia.
A los que cogieron hasta la raíz de mi pelo y alma
para tirar y dejar calva la cordura que me revolotea a veces.
Os digo que, en vuestra contra y a mi favor,
voy a dedicarme al amor;
completo, real, generoso,
canónico, proporcionado,
extensivo y volador.
Desde este minuto 27
no me busquéis en mi cuerpo,
que os entregué con la inocencia de lo potencial.
No me busquéis,
porque mi casa está en el hueco de otro hombre.

Esta entrada fue publicada en Escritos míos. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a No me busquéis en mi cuerpo.

  1. BaBel dijo:

    porque mi casa está en el hueco de otro hombre*.*

  2. CAOS dijo:

    Joder, qué grande eres!!beso.

  3. Helenaconh dijo:

    qué bonito, qué buena eres, me encanta!

  4. Ana Delgado dijo:

    un placer pasar por aquí y encontrar tanta calidad🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s