Ocupaciones.

Cansinamente fui a buscar una manzana. Una manzana. Redonda. Fulgurante.

Qué placer secreto sopesarla apoyado en la puerta de la nevera.

¿Y usted a qué se dedica? Yo hago manzanas.

Por fin una ocupación elemental, limpia de dobleces éticas, de sueños mutilados, de tonterías.

(La escala de los mapas, Belén Gopegui)

Esta entrada fue publicada en Palabras de otros. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s