Polvo cordial.

Te instalas en mi cuerpo,

lo incomodas a veces,

contando que mis huesos se recoloquen

pa’ llenar tú más, tú más

tú siempre todo.

Te encaja todo

en el trozo de carne elegido hoy.

Si me duele…

si me borras rozando

al no tocarme

es para brillarte tú

en tu música de orgasmo.

Puro monólogo,

lo tuyo es puro monólogo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Escritos míos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s