Cuentos sin perdices

Has contado un cuento

si alas ni perdices

y así no hay manera de dormir.

Te quedas sin estar y no entiendo

qué ley física te conmueve

la inercia

o la gravedad de tus asuntos.

Ya no pregunto

ni te pido tiempo que perder.

He cortado mis palabras

con cuchillos de tres hojas

y cuanto más pequeño lo digo

más grito se hace.

Esta entrada fue publicada en Escritos míos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s