Hacía rizos con el pelo.

Disimulaba así,

distraídamente,

al traspasar uno más

de yo-mi-me-contigo,

que tanto se multiplica.

Y yo que cuento con los dedos

me ilusiono cada día

contándome,

dejando que me cuenten,

como una más.

Pare usté de contar,

tráigame la lista,

a ver cúando me toca.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Escritos míos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s