Necesitas una máquina,


una máquina para q’ te despierte


otra para q’ te lleve y te traiga


otra para q’ te alimente


otra q’ te distraiga y otra q’ te alegre como a cualquier persona corriente y común.

yo reconozco q’ para mí, todo esto es maquinaria demasiado pesada.


por lo menos yo,


a partir de este instante preciso,


me proclamo automático.


(Sexo Satélite.Peru Saiz Prez.)

Esta entrada fue publicada en Palabras de otros. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s